Desmitificación del desarrollo de aplicaciones modernas

Desmitificación del desarrollo de aplicaciones modernas

Las aplicaciones de software actuales necesitan gestionar millones de usuarios globales bajo demanda y se deben ejecutar en múltiples plataformas y entornos. También tienen que ofrecer una alta disponibilidad y resistir el aumento de las amenazas de ciberseguridad. Además, tienen que permitir que las empresas innoven y respondan a las condiciones cambiantes del mercado.

Las aplicaciones modernas están diseñadas para ofrecer escalabilidad, agilidad, portabilidad y resiliencia. Brindan a las organizaciones la capacidad de experimentar y materializar ideas a un ritmo mucho más rápido que las aplicaciones tradicionales.

El desarrollo de aplicaciones modernas utiliza métodos de entrega ágiles, DevOps, arquitectura modular, seguridad integrada e infraestructura en la nube para facilitar a los equipos de desarrollo lanzar aplicaciones seguras en ciclos de desarrollo más rápidos. 

Esto es lo que necesita saber sobre el desarrollo de aplicaciones modernas, incluido cómo se diferencia de los enfoques heredados.

Aplicaciones modernas frente a aplicaciones heredadas

Las aplicaciones heredadas se basan por lo general en una arquitectura estrechamente integrada como aplicaciones de software de un solo nivel, con todas las piezas integradas en una plataforma. No hay una separación clara entre los elementos de la aplicación. Las actualizaciones requieren una nueva versión y los errores en un componente de la aplicación afectan a toda la aplicación. Las aplicaciones heredadas generalmente se desarrollan e instalan en hardware físico, lo que genera mayores costes y requiere más mantenimiento. 

Las aplicaciones modernas, por el contrario, utilizan una arquitectura modular en forma de microservicios que permiten desarrollar sus componentes de forma independiente. Los equipos individuales se pueden asignar a un solo microservicio creado con el mejor lenguaje de desarrollo, base de datos y bibliotecas para su funcionalidad específica. Los microservicios se lanzan y actualizan de forma individual, sin afectar otros aspectos de la aplicación. Este modelo de desarrollo permite lanzamientos más rápidos y reduce el tiempo de inactividad de la aplicación. 

Elementos fundamentales del desarrollo de aplicaciones modernas

Las aplicaciones modernas están diseñadas para una amplia gama de casos de uso, pero se basan en los mismos principios básicos. Veamos algunos elementos fundamentales del desarrollo de aplicaciones modernas.

Mayor colaboración gracias a las prácticas ágiles

Con un enfoque de desarrollo tradicional, la recopilación de requisitos se produce al comienzo del proceso. Hay poca o ninguna interacción adicional entre los desarrolladores y los usuarios hasta las etapas finales del proyecto. 

Por el contrario, los procesos de desarrollo ágil implican iteraciones frecuentes e cada vez mayores en el diseño, el desarrollo y la implementación. Esto facilita una respuesta rápida a los cambios en los requisitos. Los equipos de desarrollo y operaciones, las partes interesadas del negocio y los usuarios trabajan en un entorno colaborativo integrado que puede proporcionar comentarios continuos. 

La colaboración continua dentro de un entorno ágil anima a los equipos a compartir ideas y soluciones. Esto conduce a una resolución más rápida de los problemas y a una visión más clara de los objetivos del proyecto a medida que avanza por las etapas de desarrollo. 

Habilitado para DevOps

DevOps es una práctica y cultura de desarrollo de software que integra las tareas de los equipos de desarrollo y operaciones informáticas con el fin de acortar el ciclo de vida del desarrollo de aplicaciones. DevOps abarca desde la adopción de prácticas de desarrollo de software ágiles e iterativas y automatización, hasta una cultura de confianza y cohesión entre los equipos de desarrollo y operaciones. 

Los entornos DevOps incluyen herramientas de integración continua automatizada y entrega/implementación continua (CI/CD), monitorización en tiempo real, gestión de incidentes y configuraciones, y computación en la nube para el soporte de microservicios y contenedores. 

Los equipos de desarrollo se aseguran de que el software entregado sea robusto y libre de errores. Trabajan con equipos de operaciones en un ciclo de lanzamiento continuo. Los equipos de operaciones se aseguran de que los desarrolladores tengan un entorno de trabajo que facilite la innovación y un rápido proceso de desarrollo de aplicaciones. 

DevOps ayuda a romper con los silos entre equipos y aumentar la eficiencia. DevOps integra herramientas de automatización para gestionar compilaciones, pruebas, configuraciones, implementación y monitorización del entorno de desarrollo. Esto permite a los equipos rastrear, diagnosticar y solucionar problemas lo más rápido posible.

La automatización

Las aplicaciones modernas dependen en gran medida de la automatización. De hecho, procesos como el de CI/CD, las pruebas continuas, la monitorización de rendimiento de aplicaciones y la monitorización de seguridad están todos automatizados. 

La automatización se puede usar para desencadenar registros de código y procesos de compilación; ejecutar pruebas de funcionalidad, calidad, cobertura y seguridad del código, e implementar automáticamente aplicaciones en entornos de ensayo y producción.

Las herramientas se utilizan para respaldar la automatización de extremo a extremo de la canalización de entrega, incluidas las actividades operativas, como el aprovisionamiento de las máquinas, la activación de servidores virtuales, la configuración de redes y cortafuegos, y la monitorización de aplicaciones para el rendimiento y la seguridad.

Como resultado, la automatización permite consistencia, velocidad y mayor precisión y fiabilidad en el desarrollo de aplicaciones modernas. 

Integración continua/implementación continua (CI/CD)

En el desarrollo de aplicaciones modernas, CI/CD crea canalizaciones para probar y lanzar rápidamente pequeños incrementos de código. Los equipos pueden entregar varios lanzamientos de código pequeño con menos defectos. En cambio, en el desarrollo de aplicaciones tradicionales, los equipos normalmente pueden entregar solo uno o dos lanzamientos de código por año.

Los cambios en el código de la aplicación se fusionan en un repositorio central, lo que desencadena un proceso de compilación automatizado. El proceso de compilación también ejecuta pruebas de validación e integración, lo que permite a los desarrolladores detectar y resolver errores y problemas de integración durante las primeras etapas del proceso de desarrollo. 

El despliegue continuo sigue a la integración continua. Los cambios de código se implementan en entornos de prueba y producción. El proceso de CI/CD permite a los equipos de desarrollo operar asumiendo que el código es estable y libre de errores a medida que avanza por la cadena de desarrollo.

Uso de Microservicios, API y Contenedores

Las aplicaciones modernas se basan en un marco que incluye microservicios, interfaces de programación de aplicaciones (API) estandarizadas y contenedores. 

Los microservicios dividen las aplicaciones en servicios independientes poco acoplados que se pueden implementar individualmente. Esta arquitectura modular permite a los desarrolladores escalar o actualizar aplicaciones sin interrumpir otros servicios.

Las aplicaciones modernas utilizan almacenes de datos desacoplados con la asignación uno a uno de microservicios y bases de datos. Esto significa que cada microservicio puede usar su propia base de datos especialmente diseñada, evitando cuellos de botella en la base de datos central (un problema que se encuentra en el desarrollo monolítico tradicional). 

Las API se utilizan como puertas de enlace para interactuar con microservicios. Están disponibles a través de HTTPS y brindan acceso a los datos y la funcionalidad de un microservicio. Las API admiten la reutilización del código existente para disminuir el esfuerzo de desarrollo y la sobrecarga de aplicaciones. 

Los contenedores son pequeños paquetes de software que proporcionan el entorno de soporte para un microservicio. Contienen todo lo que requiere el microservicio, incluido el código, el tiempo de ejecución, las herramientas del sistema, las bibliotecas y las dependencias. Los contenedores aíslan los microservicios del entorno circundante para garantizar un rendimiento uniforme en todos los entornos (por ejemplo, de desarrollo y ensayo).

Desarrollado utilizando arquitectura en la nube

En el desarrollo de aplicaciones modernas, las aplicaciones se abstraen del hardware subyacente mediante tecnologías en la nube. La nube admite virtualización, tecnologías sin servidor y soluciones como servicio, como el software como servicio (SaaS), la plataforma como servicio (PaaS) y la infraestructura como servicio (IaaS). Estas soluciones proporcionan una infraestructura escalable, de manera que ya no es necesario configurar entornos de desarrollo con hardware físico. 

Los servicios basados en la nube pueden proporcionar varios recursos virtuales para el desarrollo de aplicaciones modernas, incluidos servidores, infraestructura de red, almacenamiento, CPU y memoria. Al almacenar activos y recursos del proyecto en la nube, los procesos modernos de desarrollo de aplicaciones permiten una mejor colaboración entre los equipos y las partes interesadas.

Las aplicaciones modernas pueden ejecutarse en varios entornos de nube, incluidos los públicos, privados, híbridos y multinube. Esto brinda a las organizaciones la flexibilidad de usar múltiples proveedores de nube y combinar entornos según sea necesario. 

DevSecOps

DevSecOps amplía el proceso de DevOps y, a menudo, se conoce como "seguridad de desplazamiento a la izquierda".  Este enfoque tiene como objetivo incorporar la seguridad en un punto anterior del proceso de desarrollo, convirtiéndola en una parte integral del diseño de la aplicación. Como resultado, la seguridad ya no es responsabilidad exclusiva del equipo de seguridad. 

DevSecOps introduce una automatización mejorada a través de la canalización de entrega de software para suprimir las vulnerabilidades que aumentan el potencial de ataques a la seguridad. La seguridad se integra en el proceso de desarrollo mediante herramientas como repositorios de código, programas de gestión de compilación y herramientas de implementación. Los controles y procesos de seguridad se aplican tanto a la canalización de desarrollo como al software que se lanza a través de la canalización. 

DevSecOps ayuda a los equipos de desarrollo de aplicaciones a evitar los retrasos causados por los procesos de prueba y resolución de problemas que se producen al final de un ciclo de desarrollo tradicional. La incorporación de la seguridad en el desarrollo de aplicaciones modernas ayuda a los equipos a lanzar software de manera más rápida, sin comprometer la seguridad. 

Las soluciones Pure DevOps admiten el desarrollo de aplicaciones modernas 

Las aplicaciones modernas impulsan la innovación, reducen los plazos de lanzamiento, reducen el coste total de propiedad y ofrecen una mayor seguridad de las aplicaciones. Las soluciones Pure Storage® DevOps pueden ayudarle a:

  • Acelere la canalización de CI/CD con entornos de desarrollo de autoservicio para acelerar los plazos de lanzamiento.
  • Codifique de manera más rápida con entornos de desarrollo de autoservicio y PaaS basada en contenedores.
  • Cree procesos automatizados y repetibles con infraestructura como código (IaC) para una entrega continua.

Obtenga más información sobre cómo las soluciones Pure DevOps mejoran la ventaja competitiva de su empresa al respaldar su canalización de CI/CD y la práctica moderna de desarrollo de aplicaciones.

Your Browser Is No Longer Supported!

Older browsers often represent security risks. In order to deliver the best possible experience when using our site, please update to any of these latest browsers.