¿Qué es una valoración de los datos?

¿Qué es una valoración de los datos?

Los activos intangibles, como la reputación de una marca, la propiedad intelectual (PI) y, sobre todo, los datos corporativos y de los clientes, suponen aproximadamente el 90% del valor de un negocio en la actualidad. Esta tendencia está impulsada en gran parte por el crecimiento exponencial de los datos digitales y de otros tipos de información en nuestro mundo moderno. Las empresas que tradicionalmente han tenido un mayor valor, como las petroleras y las empresas energéticas, han perdido su posición de dominio a medida que las compañías centradas en los datos, como Amazon y Meta, han ido adquiriendo protagonismo.

Así que ¿cómo puede cogerle el truco a sus datos y entender el valor que tienen para su organización? La respuesta está en la valoración de los datos —es decir, comprender la importancia de los datos para su negocio, así como el modo en que los analistas financieros determinan su valor—.

Conozcamos cómo determinan el valor de los datos los analistas financieros para ayudarle a mejorar el valor de sus datos y a sacarles un mayor partido.

¿Qué es un activo de datos y qué hace que sea tan valioso?

Para entender cómo valoran los datos los analistas financieros es esencial comprender el modo en que se definen los activos de datos. Para ser cuantificable, un activo de datos debe:

  • Ser distinto e identificable. Un activo de datos puede incluir numerosos archivos, tablas o registros de una base de datos.
  • Prometer unos potenciales beneficios económicos futuros. El activo de datos debe tener aplicaciones útiles capaces de generar un flujo de caja futuro por sí mismo o por otros.
  • Estar bajo el control de su organización. Debe tener el derecho de uso del dato de conformidad con las leyes aplicables. También debe disponer de los sistemas necesarios para proteger los datos de un acceso no autorizado.

Luego, podemos dividir los activos de datos en dos categorías: informativos y económicos. Los activos de datos informativos proporcionan información sobre el rendimiento de una empresa, como por ejemplo los datos financieros. Los activos de datos económicos son aquellos que pueden monetizarse, como los datos de los clientes.

No olvide que los activos de datos, como cualquier otro recurso valioso, tienen su propio valor. Este valor viene determinado por las siguientes características de los datos:

  • Precisión: lo libres de errores que están.
  • Escasez: lo únicos que son.
  • Utilidad: cómo ayudan los datos a mejorar la toma de decisiones.

Cómo determinar el valor de sus datos

Los marcos de valoración de los datos pueden ayudarle a entender el valor de sus activos de datos, para que tome unas mejores decisiones sobre cómo invertir en ellos. Existen distintos marcos, pero el objetivo de todos ellos es responder a dos preguntas fundamentales:

  • ¿Cuál es el valor de mis datos?
  • ¿Cómo aumento el valor de mis datos?

Los analistas financieros utilizan diferentes métodos para valorar los datos. El método más habitual es el enfoque de mercado, que se fija en las empresas comparables para calcular el valor de un activo de datos. Otro método estándar es el enfoque del coste, que estima el valor de un activo de datos por su coste de sustitución.

Estos (y otros) métodos tienen sus ventajas y sus inconvenientes, así que los analistas financieros usan una combinación de técnicas para valorar los datos.

No solo importa la calidad de los datos, sino también cómo los gestiona

¿Dejaría su dinero en una cámara acorazada a la que no pudiera acceder fácilmente? O ¿limitaría la cantidad de dinero que puede ahorrar comprando una caja fuerte demasiado pequeña? Probablemente no, porque lo que quiere es que su dinero crezca, que trabaje por usted y que esté disponible cuando lo necesite. Lo mismo puede decirse de los datos. Cuanto mejor gestione sus datos, más valiosos serán.

Una buena gestión de los datos incluye la gobernanza de datos, que es la creación y aplicación de políticas y procedimientos que garanticen que dispone de unos datos precisos, coherentes y accesibles. La gobernanza de datos también engloba la seguridad de los datos y su protección frente a los accesos no autorizados.

Dicho esto, cabe añadir que la gestión de los datos es un proceso continuo y no un hecho puntual. A medida que sus datos cambian y crecen, también deben hacerlo sus prácticas de gestión.

¿Por qué hay que realizar una valoración de los datos?

Ahora ya sabe lo que son los activos de datos y cómo valorarlos. Pero ¿para qué dedicarles tiempo?

Las razones para hacerlo son varias:

  • Para sacar a la luz nuevos casos de uso. La reevaluación de los datos puede ayudarle a encontrar nuevas maneras de usarlos y de monetizarlos.
  • Para aumentar el valor de su empresa. Si quiere vender su empresa o captar capital, una valoración de los datos le ayudará a entender cuánto valor tienen, para poder tasar sus activos debidamente.
  • Para sacar más valor de sus datos. Si quiere tomar mejores decisiones sobre cómo usar sus datos, una valoración de los datos le ayudará a entender el tipo de rendimiento de la inversión (ROI) que puede esperar de los distintos proyectos.
  • Para asegurarse de que no gasta de más en los datos. Una valoración de los datos también puede ayudarle a saber si está gastando en exceso en los datos. Por ejemplo, puede estar pagando demasiado por unos datos que no son muy precisos o útiles.
  • Para ayudarle a entender los riesgos asociados con los datos. Una valoración de los datos puede ayudarle a identificar cualquier riesgo relacionado con sus datos. Por ejemplo, puede que tenga datos que corran el riesgo de ser filtrados o robados.
  • Para comparar su empresa con las demás. Esta práctica es útil porque puede darle una idea de cuál es la situación de su empresa por lo que se refiere a los activos de datos.

En resumen, las valoraciones de los datos pueden ayudarle a sacar a la luz el valor oculto de sus activos de datos. Y esto puede ayudarle a generar más valor para su empresa.

Conocer el valor de los datos aumenta el potencial de éxito de la empresa

Los datos son un activo valioso, pero solo tienen el valor que aporta la información que se puede obtener de ellos. Para aprovechar al máximo sus datos, tiene que entender cómo valorarlos.

Una valoración de datos puede ayudarle a conocer el valor de sus activos de datos, lo que a su vez le ayudará a tomar unas decisiones más acertadas sobre cómo usarlos. Así que si quiere obtener un mayor valor de sus datos, empiece por valorarlos.

El siguiente paso para explotar el valor de sus datos es fijarse en cómo está gestionando ese activo tan valioso. Si desea más información, lea “Si los datos son tan valiosos como el dinero, ha llegado el momento de tratarlos como tal”.

Your Browser Is No Longer Supported!

Older browsers often represent security risks. In order to deliver the best possible experience when using our site, please update to any of these latest browsers.