¿Qué es la TI sanitaria?

¿Qué es la TI sanitaria?

La TI sanitaria o tecnología de la información para la asistencia sanitaria se refiere en términos generales al conjunto de herramientas y dispositivos tecnológicos que hacen posible la medicina moderna. Cubre todos los ordenadores, redes, dispositivos de almacenamiento, software, bases de datos e infraestructura subyacente que hacen posible que médicos, enfermeras, pacientes, organismos gubernamentales y proveedores de seguros trabajen, compartan y tomen decisiones juntos sobre la atención sanitaria. 

¿Por qué es importante la TI sanitaria?

La TI para la asistencia sanitaria es fundamental porque los hospitales, las clínicas y otras organizaciones funcionan esencialmente con datos. La infraestructura informática es lo que permite a estas organizaciones recopilar y administrar esos datos y utilizarlos para realizar diagnósticos precisos, determinar los planes de tratamiento y lograr resultados positivos para los pacientes. 

La tecnología en sí misma está revolucionando la atención sanitaria. Todo el sector está atravesando un proceso de transformación digital, optando por sistemas conectados que aceleran y refinan la forma en que el personal asistencial y los pacientes comparten y usan la información. 

Los datos de asistencia sanitaria y su uso son tan cruciales que en 2009 se creó una ley federal para incentivar y motivar a las organizaciones de atención sanitaria en su transformación digital. La Ley de tecnología de la información de salud para la salud económica y clínica (HITECH, por sus siglas en inglés) destinó miles de millones de dólares en fondos federales para “promover y expandir la adopción de la tecnología de la información para la asistencia sanitaria”, comenzando con las historias clínicas electrónicas (HCE o EHR, por sus siglas en inglés). 

Además de brindar incentivos para que los proveedores de atención sanitaria y las compañías de seguros digitalicen la información médica y aumenten el acceso, la Ley HITECH también incluyó requisitos legales y expectativas en torno al almacenamiento, el intercambio y el uso de datos. El motivo es que cada vez que los datos se digitalizan y se vuelven más accesibles para más personas, también aumentan los riesgos de violaciones de seguridad. 

Los datos de asistencia sanitaria, que incluyen información altamente personal y confidencial del paciente, son un premio increíblemente valioso para los piratas informáticos y otros malos actores. De hecho, las infracciones de ciberseguridad en el sector sanitario alcanzaron un máximo histórico el año pasado, según un artículo reciente. En 2021 se accedió ilegalmente a datos confidenciales de 45 millones de pacientes, frente a los 34 millones en 2020. En 2018, 14 millones de personas se vieron afectadas, por lo que está claro que el problema está creciendo a un ritmo alarmante.  

Algunos ejemplos de TI Sanitaria

Las herramientas y los dispositivos fundamentales de la TI sanitaria son en gran medida los mismos que los de cualquier otro entorno informático, incluidos routers, servidores, redes, bases de datos y firewalls, así como personas capacitadas para implementar y administrar dicha infraestructura. También incluye hardware y software especializados que ayudan al personal asistencial en su trabajo y hacen que la transmisión, el almacenamiento y el uso de información digital sean lo más rápidos y seguros posible, incluidos:

  • HCE
  • Registros y servicios de recetas electrónicas
  • Historias clínicas digitales personales
  • Redes hospitalarias interconectadas
  • Aplicaciones para teléfonos inteligentes relacionadas con la salud 
  • Dispositivos y sistemas conectados, como herramientas quirúrgicas guiadas por láser
  • Solicitudes Online de los pacientes para registrarse, pedir citas, etc.
  • Soluciones de imágen médica  como sistemas de archivo y comunicación de imágenes (PACS) o sistemas de archivo de proveedores neutrales (VNA).

La TI sanitaria puede ayudar a reducir la distancia entre un paciente y sus resultados en lo relacionado con la salud. Por ejemplo, un paciente puede realizar un seguimiento de su estado físico y la información de su dieta en una aplicación que está conectada a un dispositivo portátil inteligente que haga el seguimiento de sus constantes vitales. Una enfermera puede configurar un dispositivo médico que supervise la afección de un paciente y ayude a contextualizar los cambios en las constantes vitales del paciente mientras supervisa toda una ala del hospital. O una herramienta de seguimiento de recetas puede ayudar al personal asistencial a recetar el medicamento correcto y enviar esa información automáticamente a través de las redes al proveedor de seguro médico del paciente. 

La TI sanitaria no es informática médica

Debido a que los términos son similares, algunas personas pueden confundir la TI sanitaria con la informática médica. Sin embargo, no son lo mismo. 

La TI sanitaria se refiere a la recopilación, el intercambio, la gestión y el uso digital de datos de salud. La informática médica, por otro lado, se ocupa del uso y análisis de los datos de salud para mejorar los resultados y aumentar la eficiencia en las organizaciones de asistencia sanitaria. La TI sanitaria habilita el campo de la informática. 

Los beneficios de la TI Sanitaria

Para empezar, el enfoque en la TI sanitaria ha llevado a las organizaciones a digitalizar las historias clínicas de los pacientes. Para los pacientes, nunca ha sido tan fácil encontrar los proveedores de asistencia sanitaria que mejor se adapten a sus necesidades y moverse entre oficinas, hospitales y clínicas rápidamente y sin fricciones. 

El fácil intercambio de HCE también ayuda a que los proveedores de seguros paguen más rápidamente al personal asistencial porque estos pueden documentar más fácilmente el paciente, el servicio prestado y el coste. Una ventaja clave de la TI sanitaria es hacer que las historias clínicas de los pacientes sean más manejables, portátiles y accesibles para todos los que las necesitan cuando las necesitan. 

Que la información clínica del paciente esté digitalizada también significa que los médicos pueden acceder a dicha información en tiempo real desde cualquier dispositivo. Y no solo se digitalizan las historias clínicas de los pacientes. La información de salud en tiempo real puede ayudar a los médicos a intervenir antes de que una enfermedad avance demasiado. Por ejemplo, si un paciente usa un dispositivo que informa de sus constantes vitales a medida que pasa el día, el equipo médico y de enfermería puede brindar recomendaciones casi en tiempo real a los pacientes si surge una condición peligrosa, estén donde estén. 

Además de las historias clínicas de los pacientes y la biometría en tiempo real, la digitalización de las recetas también tiene un gran valor. Los facultativos pueden transmitir recetas electrónicamente a farmacéuticos y proveedores de seguros. Junto con una aplicación de farmacia que compara automáticamente la nueva receta con el historial de medicamentos del paciente, los farmacéuticos pueden recibir alertas sobre cualquier interacción negativa entre medicamentos o alergias antes de dispensar el medicamento. 

La TI sanitaria la forman todas las herramientas, los sistemas conectados y los dispositivos que recopilan y administran los datos de asistencia sanitaria, pero lo que hace que sus beneficios sean tan notables es lo que permite hacer la TI sanitaria y lo lejos que llega.

Your Browser Is No Longer Supported!

Older browsers often represent security risks. In order to deliver the best possible experience when using our site, please update to any of these latest browsers.