Infraestructura local vs. externa

Infraestructura local vs. externa

La demanda de recursos informáticos ha crecido exponencialmente en los últimos años. Al principio, la mayoría de las empresas no necesitaban implementar una infraestructura informática internamente. Pero hoy en día, las empresas de casi todos los sectores confían en arquitecturas tecnológicas sofisticadas para respaldar las operaciones diarias de sus negocios.

Debido a la creciente demanda de infraestructura informática, han surgido muchos modelos empresariales para abordar las diferentes necesidades de las empresas. La informática en la nube, en particular, ha ganado prominencia en la última década con el aumento de la demanda de infraestructura administrada. IaaS, PaaS y SaaS son algunos modelos comerciales que han surgido con la revolución de la nube.

Aun así, muchas empresas no pueden depender por completo de los servicios en la nube para sus necesidades informáticas. Deben decidir si invertir en soluciones de infraestructura local o externa es adecuado para su negocio.

¿Qué significa local?

Cuando una empresa posee, administra y opera su propia infraestructura informática, se considera "local".

El equipo informático interno de la empresa se encarga del diseño, la construcción y la gestión de los sistemas. En algunos casos excepcionales, los proveedores externos pueden gestionar algunos componentes. Pero, en la mayoría de los casos, la organización posee y gestiona por completo la ubicación, los dispositivos, el software y las aplicaciones.

¿Qué significa externa?

Para la infraestructura externa, un tercero proporciona y mantiene la infraestructura, las instalaciones y los servicios relacionados.

La organización no tiene la responsabilidad de mantener las instalaciones o infraestructura. Las organizaciones que utilizan una infraestructura mantenida por proveedores de servicios en la nube solo deben preocuparse de identificar la combinación de recursos ideal para sus aplicaciones.

Infraestructura local vs. externa

La decisión de construir la infraestructura internamente o subcontratarla, es una decisión importante. Podría tener un impacto potencial en los costes operativos, la eficiencia y el rendimiento de la empresa durante años. Dadas las posibles consecuencias de adoptar un enfoque incorrecto, es importante comprender las diferencias entre la infraestructura local y externa.

En muchos sentidos, la decisión de usar infraestructura local frente a una externa es similar a la de ser propietario de una casa frente a alquilar una. Veamos las diferencias entre la infraestructura local y externa en varias áreas clave.

Local

Externa

Gestión

La organización es completamente responsable de la ejecución y gestión integral de la infraestructura. El diseño, la compra, el montaje, la operación, el respaldo, la seguridad y el mantenimiento se manejan internamente.

El proveedor de servicios gestionados es responsable de gestionar la infraestructura informática. El soporte de copia de seguridad, el mantenimiento, la conservación, la copia de seguridad de datos y otras responsabilidades están a cargo del proveedor de la nube.

Propiedad y Control

La organización tiene la propiedad total de la ubicación, los dispositivos, la red y la seguridad de la infraestructura. Solucionar cualquier problema de la infraestructura es responsabilidad exclusiva del equipo informático interno, de la misma manera que el propietario de una casa generalmente es el responsable de reparar el techo o instalar sistemas de seguridad en el hogar.

Debido a que la organización tiene control total de todos los aspectos de la infraestructura, puede tener más flexibilidad a la hora de crear sistemas personalizados que integren el hardware y el software según las necesidades de la empresa.

El proveedor de servicios en la nube posee las instalaciones y los recursos informáticos. La organización que utiliza la infraestructura es como un arrendatario. Puede utilizar la infraestructura en función de lo que acuerde con el proveedor. La empresa tiene menos control de las decisiones sobre las instalaciones y los recursos.

Gastos de capital

Debido a que la organización debe construir la infraestructura completa, las configuraciones locales generalmente requieren grandes desembolsos de capital. Para que este enfoque tenga sentido desde el punto de vista financiero, la organización tiene que generar un retorno de la inversión positivo por encima del coste del capital, en comparación con las soluciones alternativas. Las grandes inversiones iniciales también dificultan la renuncia a un proyecto a la mitad, incluso si cambian las necesidades comerciales o las condiciones del mercado.

La mayoría de los proveedores de servicios en la nube ofrecen un modelo de pago por uso (PAYG). Este modelo de tipo suscripción alivia la necesidad de hacer grandes gastos de capital. Los clientes también pueden dejar el servicio cuando lo deseen en la mayoría de los casos. Esto significa que no correrán el riesgo de quedarse con proyectos no rentables en su balance.

Costes

Después de contabilizar los costes iniciales, la empresa tendrá gastos continuos de electricidad, mantenimiento y personal.

Anualmente, los costes continuos pueden ser levemente menores que los costes asociados con las soluciones fuera de las instalaciones. Sin embargo, las empresas también deben tener en cuenta el reembolso del préstamo como parte del panorama financiero completo. Si la infraestructura no se construyó con deuda, se debe considerar la depreciación de los activos.

Los usuarios pagan una tarifa de suscripción o cargos estándar en función de los recursos que utilizan. De esta forma, la informática externa puede ser muy flexible. Los gastos asociados con el mantenimiento de las instalaciones y los recursos se comparten entre todos los clientes del proveedor. En general, esto significa que los costes son más bajos para los clientes que la alternativa de tener la infraestructura local.

Escalabilidad

La infraestructura local tiene una escalabilidad limitada. Una vez construidos, los recursos no se pueden variar dinámicamente. Esto puede causar una falta de recursos o la subutilización de recursos, en función de las necesidades fluctuantes de la organización.

Los proveedores de la nube ofrecen una mayor escalabilidad de los recursos. Las organizaciones pueden aumentar o reducir los recursos en función de la demanda. La cantidad correcta de recursos está prácticamente siempre disponible a través del modelo fuera de las instalaciones.

Redes

La infraestructura no necesita conectarse a la Internet en general. El equipo informático interno puede acceder a él a través de la red local. Esto aumenta la privacidad y la seguridad de la infraestructura, lo que la convierte potencialmente en una buena opción para empresas en industrias altamente reguladas.

Los usuarios solo pueden acceder a la infraestructura a través de Internet porque no se encuentra en las instalaciones de la empresa. Si el acceso a través de Internet no es lo ideal, el proveedor de la nube y la organización deberán crear una red privada segura.

Seguridad

Las empresas son responsables de la seguridad de su infraestructura, plataforma y cualquier aplicación que se ejecute en la infraestructura. Las empresas no solo deben crear sus propios protocolos de seguridad e implementar software de protección, sino también contratar expertos en seguridad para proteger la infraestructura de los ataques cibernéticos.

El proveedor de servicios en la nube es responsable de proporcionar la seguridad de su infraestructura y plataforma. La empresa usuaria de la infraestructura es la única responsable de la seguridad de las aplicaciones que instala. Esto reduce significativamente la inversión necesaria.

Gestión de parches y actualizaciones

Cuando hay que actualizar el software de la plataforma, la empresa puede tomar la decisión internamente y poner en marcha los cambios de inmediato. Se puede hacer lo mismo con el hardware, aunque eso puede requerir una asignación de capital y dar como resultado una interrupción menor en el servicio.

El proveedor de servicios en la nube gestiona las actualizaciones de hardware y software de la plataforma. Las empresas que utilizan el servicio pueden tener un control limitado sobre cómo y cuándo se producen los cambios. Dicho esto, dada su naturaleza escalable, los proveedores de servicios en la nube pueden actualizar los recursos sin afectar los niveles de servicio.

Elección entre infraestructura local o externa

En última instancia, no hay una respuesta correcta o incorrecta cuando se trata de elegir infraestructura local o externa. Tampoco es necesario elegir uno sobre el otro por completo. Las organizaciones que requieren un alto grado de seguridad de datos, por ejemplo, pueden adoptar un enfoque de nube híbrida. Pueden optar por una infraestructura local limitada combinada con aplicaciones SaaS basadas en la nube en una cuenta de nube privada para situaciones menos delicadas.

Las soluciones de nube híbrida de Pure Storage®, creadas en asociación con AWS, Microsoft y VMware, pueden ayudar a las organizaciones a encontrar el equilibrio entre la privacidad que ofrece la infraestructura local y la eficiencia de la infraestructura externa. Consulte nuestra Guía del Comprador de Nube Híbrida para obtener más información sobre cómo aumentar la eficacia de los datos de su organización.

Your Browser Is No Longer Supported!

Older browsers often represent security risks. In order to deliver the best possible experience when using our site, please update to any of these latest browsers.